¿Es posible encontrar al “Messi” de IT?

Por estos tiempos un tal “Messi” es muy conocido alrededor del mundo por sus cualidades a la hora de jugar al fútbol. Su desempeño deportivo es destacable, tanto en el club europeo Barcelona, como también en la selección Argentina, tal es así que fue un factor clave al momento de conseguir la clasificación al próximo mundial de fútbol que se jugará en Rusia el año entrante.

Muchas veces cuando llevamos adelante un proceso de reclutamiento, consideramos que encontrar un postulante que se convierta en el empleado soñado y que cumpla con las características deseadas en su perfil en un 100%, es decir el “Messi” de IT, puede transformarse en un proceso tan complejo como hallar a un astro del fútbol capaz de igualar a nuestro Lio.

Es por eso que desde Aliantec, proponemos utilizar una línea de pensamiento lateral al momento de llevar adelante un proceso de selección.
Somos conscientes de que cada uno de nuestros clientes busca un perfil con determinadas características y habilidades que no son negociables a la hora de evaluar un postulante. Estas cuestiones pueden ser desde determinada cantidad de años de experiencia en una posición, cierto nivel de idioma, conocimiento específico en tecnologías puntuales, pasando también por ciertas aptitudes blandas como por ejemplo buena comunicación y capacidad de adaptarse a la cultura de la empresa.

Para nosotros, sería ideal encontrar ese “10” que aplique al puesto en todos los casos. Sin embargo, dada la alta demanda de profesionales en el área de Tecnología y Sistemas, los procesos de reclutamiento a veces nos impulsan a pensar en el potencial de aquellos recursos que se encuentran en el mercado en el momento en que la búsqueda está en curso.
Con lo cual, frente a la necesidad de talento, creemos que se pueden tomar caminos alternativos. Por eso proponemos repensar estratégicamente el proceso de selección y buscar a ese Messi que llegó a La Masia (aquella residencia que optimiza la formación de los deportistas de Barcelona en su formación temprana) y no a la conocida “Pulga” consagrada.

El foco de la empresa estará entonces en apostar a las habilidades en desarrollo del profesional a incorporar y entenderlo como un proceso de potencialización de un nuevo colaborador, para que este se amolde a las principales necesidades y/o requerimientos del proyecto y de la compañía.

Vale decir que, un candidato a “potenciar” puede ser un gran acierto si se encuentra en él la capacidad de adquirir nuevas habilidades. Esta apuesta a largo plazo ayudará a la fidelización del candidatoy a extender su estadía en la nómina; a la vez que también puede ofrecer a la empresa otra perspectiva, mientras que el empleador le brinda las herramientas y el espacio para que pueda convertirse en el recurso “10” buscado al principio.

Consideramos que una de las claves del éxito en los procesos de selección IT consiste en tener la habilidad de identificar a aquel candidato que se acerque lo más posible al perfil definido inicialmente y pueda perfeccionar sus capacidades, al mismo tiempo que se adapta a los requerimientos de la empresa.

Reclutamiento y Selección IT